Diablos Sarracín de Aliste
Diablos de Sarracín de Aliste  
Diablos Sarracín de Aliste
 
  HOME :: FOTOS DIABLOS '06 :: INTRODUCCIÓN :: PERSONAJES :: PROCEDENCIA :: TRANSCURSO :: CANTOS ::
   
 
Diablos de Sarracín de Aliste
 
Diablos Sarracín de Aliste   Mascaradas de invierno en Sarracín de Aliste

Introducción a la fiesta de Los Diablos y su historia

Durante décadas Sarracín tuvo su mayor cita con la cultura tradicional coincidiendo con el “Día de Año Nuevo”, fecha en que se celebran “Los Diablos”. Se trata de una mascarada de comienzo del invierno con unos rasgos característicos propios y a la vez con otros comunes a otros pueblos, una pura trama de calle a la que dan vida un total de 12 personajes, 14 si tenemos en cuenta al señor Obispo y a su Monaguillo: todos ellos varones, ataviados según el status social que representan desde los señores más ricos y solventes a los pobres mendigos. Tras numerosos altibajos en su desarrollo que le presagiaban un futuro incierto la celebración volvió en 1988 y ya cayó en el olvido hasta 1998. Su recuperación definitiva llegaba coincidiendo con el 1 de enero de 2004 gracias a la iniciativa de un grupo de jóvenes entusiastas del folclore, mozos y casados, que siguiendo los sabios consejos de los más mayores lograron recuperar los actos y la indumentaria más ancestral para gozo, principalmente de los más pequeños, con derecho a conocer y disfrutar de las raíces y costumbres de sus abuelos.

 

Personajes de Los Diablos

En tan insigne ocasión Martín Casas tuvo el gran honor de encarnar al Diablo Grande, personaje principal, ataviado con una monstruosa careta negra y con cencerras a la cintura, el cual porta  tradicionalmente las “Tenazas de Escalera”, de madera y color rojo, con cuernos de cabra a las puntas, que va abriendo y cerrando en tono amenazante para meter miedo y pillar a los niños y también a los mayores. El Diablo pequeño lo representó Serafín Rodríguez; a diferencia del otro, éste lleva de unos 2 metros con dos cuernos en la punta y una especie de larga peluca que le cubre toda la cabeza dándole aspecto fiero. También lleva cencerras colgadas a las espalda y costados. Ellos son los primeros en visitar las casas.

El resto de personajes fueron: Jesús Santos (Rullón) que portó el niño (muñeco de madera), al que de vez en cuando amamanta; y Javier Lorenzo (Filandorra), con collares de albuyacas y de una rueca para hilar. Estos van vestidos con andrajosos trajes de papeles y son los encargados de echarle la ceniza a toda la gente. Eduardo Morán (Ciego) con atuendo de papeles acompañó al Molacillo (Miguel Ángel Rodríguez), con traje de pana, bota de vino, pandereta y trompeta de “Pesquero”. Juan Morán (Madama), con traje festivo de  mujer, de los antiguos, acompañado de Trinitario Santos (Galán), personaje también elegante con traje, sombrero y corbata. Manuel Folgado (Dulzainero) y Juan José Santos (Tamborilero) lucen la Capa Parda Alistana de Pastores, poniendo la música. Victoriano Silva López y Carlos Canas, dieron vida a los dos “Hombres del Saco” que acompañando a los demás van recogiendo los aguinaldos o limosnas.

 

Posible procedencia de la fiesta

La fiesta entremezcla unas tradiciones de muy diversa índole y procedencia: a los ciegos y a los lazarillos que iban cantando coplas por los pueblos antaño, el nacimiento del Niño Jesús en el Portal de Belén, la dura trashumancia pastoril y la matanza de los Santos Inocentes. A decir de los vecinos “Algunos de orígenes de la fiesta son bíblicos, otros proceden de la picaresca medieval o de las costumbres comunales campesinas agroganaderas e incluso de la remota cultura celta”.

 

Transcurso de la fiesta de Los Diablos

El día de Año Nuevo se celebra la Santa Misa a primeras horas de la mañana para que de esta manera los Diablos puedan efectuar su salida hacia las 9:30 horas desde alguna portalada cercana. En primer lugar se visita la casa del Señor Alcalde y posteriormente los personajes recorren una por una todas las viviendas del pueblo deseándoles “Feliz Año Nuevo” con el clásico “Que de hoy en una año”. Los Diablos abren la comitiva con sus persecuciones; Filandorra y Rullón tras ellos sembrando la ceniza a diestro y siniestro. El resto ofreciendo añejas coplas, música de antes de gaita de fole alistana o dulzaina, danzas y diversión. En aquellas casa habitadas por alguna familia donde a lo largo del último año se ha perdido a algún ser querido or fallecimiento la visita no se hace con carácter festivo, sino con el máximo recogimiento: los personajes se descubren las caras y no hay tonadas ni bailes en profunda seña de respeto.

Finaliza la fiesta con el Molacillo disfrazado de Obispo y el Ciego de Monaguillo portando el Hisopo con agua “Bendita” para intentar darle cristiana sepultura al niño fallecido. Aparecen los Diablos entonces los desentierran y con ello dan lugar a diversas peleas y persecuciones por las calles seguidas por los presentes. La fiesta finaliza con una gran convidada en la que participan en armonía y convivencia todos los vecinos degustando los aguinaldos recibidos en su recorrido.

 Aunque 12 son las personas que representan las Obisparra, la participación es de todo el pueblo, bien al recibir las visitas y también siguiendo las correrías, peleas y teatro de calle con pleno disfrute y orgullo de la patria chica.

 A decir de quienes han tenido el honor de dar vida a alguno de los personajes “En resumen puede decirse de los Diablos que el concepto de fiesta es una representación irónica entre el bien y el mal adornada con música tradicional, diversión y también respeto

Imprimir 

Cantos

Ramo a San Antonio

Se destacan algunos de los 52 versos del Ramo de San Antonio ofrecido por los mozos ante la concurrencia de todos sus familiares y vecinos:

Ramo a San Antonio

Vos parecéis un lucero.
Vos parecéis una estrella,

con rayos resplandecientes
que iluminan nuestra iglesia.

A Vos que estáis con Jesús
al lado del Padre Eterno
suplicamos dirijáis,
una mirada a este pueblo.

Los peligros y los males
nos rodena en la vida
y de las culpas mortales
nos libraréis noche y día.

Sólo un camino tenemos
para los eternos gozos
y este lo han de conseguir
por San Antonio los mozos. 

Vuestra divina palabra
forzó a los peces del mar
que vinieran a escuchar
vuestro sermón y doctrina. 

Ahora que todo el campo
está vestido de fiesta

protegedlo San Antonio
que se logre la cosecha.

Ahora que los trigales
llena de gozo la tierra

y que todos los sembrados
son una buena promesa.
 

Ahora que grana la espiga
y los sembrados despiertan
con que Dios gana el sudor
de las pesadas faenas.

Tu fiesta es como una fruta
madura de primavera
y una gavilla de gozos
en nuestras almas inquietas. 

Somos estatuas de barro
llenas de luz y flaquezas
y el menor soplo de viento

nos empuja a la impureza.

Imprimir

 

Bibliografía

- Chany Sebastián Calvo Vaz (Periodista), Mascaradas - Antruejos de Zamora y Tras Os Montes

- Diccionario geográfico estadistico-histórico de España y sus posesiones en ultramar de Pascual Madoz (1845)

 
       
  HOME :: FOTOS DIABLOS '06 :: INTRODUCCIÓN :: PERSONAJES :: PROCEDENCIA :: TRANSCURSO :: CANTOS